Psicología de la autoestima: el papel de freud y los selfies

La autoestima es un concepto fundamental en la psicología, que se refiere a la valoración y percepción que una persona tiene de sí misma. Es un aspecto clave en el bienestar emocional y en la forma en que nos relacionamos con los demás. En este artículo, exploraremos la psicología de la autoestima y cómo ha evolucionado a lo largo del tiempo, centrándonos en el papel que el famoso psicoanalista Sigmund Freud y los selfies tienen en este tema.

Contenido

El Narcisismo y el Amor Propio

El concepto de narcisismo, o el amor desmedido hacia uno mismo, fue popularizado por Freud en el ámbito psicoanalítico. Según la mitología griega, Narciso era un joven que se enamoró perdidamente de su propia imagen reflejada en el agua, llegando incluso a morir en su intento de abrazarla. Freud consideraba que un cierto grado de autoestima es natural en los seres humanos, pero que puede convertirse en un trastorno psicológico cuando una persona se ama a sí misma al punto de excluir a los demás.

En la actualidad, los psicólogos han desarrollado pruebas para medir rasgos de personalidad como el narcisismo. Estas pruebas han revelado que los narcisistas tienden a ser más activos en las redes sociales y a publicar selfies con mayor frecuencia. Sin embargo, sorprendentemente, se ha encontrado que esta relación entre el narcisismo y los selfies es más fuerte en hombres que en mujeres, a pesar de que son ellas las que publican más autofotos.

El Análisis de Freud sobre los Selfies

Si Freud estuviera vivo en la actualidad, seguramente habría encontrado interesante el fenómeno de los selfies y habría realizado un análisis de su significado psicológico. Al igual que los psicólogos contemporáneos, Freud habría notado que muchas personas no publican selfies porque se aman a sí mismas, sino porque buscan ser adoradas y recibir atención de los demás. Para Freud, esta necesidad de aprobación habría sido considerada como algo neurótico o histérico.

Tener en cuenta que Freud desarrolló gran parte de sus ideas a fines del siglo XIX, una época en la que existía una represión sexual más profunda que en la actualidad. Las mujeres y los hombres eran educados para avergonzarse de su sexualidad y mantener una estricta separación entre ellos. En este contexto, muchas de las pacientes de Freud, especialmente aquellas de la alta sociedad vienesa, sufrían de parálisis histérica, una incapacidad para caminar sin una causa física aparente. Freud creía que estas mujeres estaban negándose la movilidad como una forma de llamar la atención.

Si consideramos esta perspectiva de Freud, podríamos interpretar los selfies como una forma moderna de buscar atención y aprobación. En una sociedad obsesionada con la apariencia física y la validación social, publicar selfies se ha convertido en una manera de obtener reconocimiento y sentirse aceptado por los demás.

Los Efectos de los Selfies en la Autoestima

Los selfies muestran a las personas en sus mejores momentos, cuidadosamente seleccionados y editados. Esto puede generar envidia y sentimientos de inferioridad en quienes los observan, ya que constantemente estamos expuestos a imágenes de vidas aparentemente perfectas y cuerpos impecables. Estudios recientes han demostrado que esta exposición constante a imágenes idealizadas puede generar sentimientos de aislamiento, inseguridad e inadecuación en las personas, lo que lleva a un aumento de los niveles de ansiedad y depresión. En palabras de Freud, los selfies pueden contribuir a que nos volvamos más neuróticos.

Freud solía decir que el objetivo del psicoanálisis era aliviar a las personas de su infelicidad neurótica para que pudieran ser normalmente infelices. En este sentido, la obsesión por los selfies y la búsqueda constante de validación externa pueden ser consideradas como una forma de huir de la propia insatisfacción interna. En lugar de enfocarnos en obtener me gusta y reconocimiento en las redes sociales, Freud nos invitaría a dirigir nuestra atención hacia nuestras relaciones interpersonales y el cuidado de nuestros vínculos afectivos más cercanos.

Finales

La psicología de la autoestima es un tema complejo que ha sido estudiado y debatido a lo largo de los años. Aunque Freud no se haya referido específicamente a los selfies en sus escritos, su enfoque en el narcisismo y la necesidad de atención y aprobación puede ayudarnos a comprender mejor el fenómeno actual de las autofotos. Si bien es natural tener un cierto grado de amor propio y cuidado personal, es importante no caer en una obsesión por la apariencia física y la validación externa. En lugar de buscar constantemente la aprobación de los demás a través de los selfies, debemos aprender a valorarnos a nosotros mismos por quienes somos y cultivar relaciones significativas y auténticas con los demás.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Psicología de la autoestima: el papel de freud y los selfies puedes visitar la categoría Psicología.

Subir