La iatrogenia en psicología: causas, consecuencias y prevención

La iatrogenia es un término que se utiliza para referirse a los efectos negativos o adversos que puede tener la intervención de un profesional de la salud en la salud o bienestar de un paciente. En el ámbito de la psicología, la iatrogenia se refiere a las situaciones en las que la práctica terapéutica puede generar efectos nocivos o no deseados en el paciente. Es importante conocer las causas, consecuencias y formas de prevención de la iatrogenia en psicología para garantizar una atención de calidad y segura.

iatrogenia en psicologia - Cuáles son las principales causas de la iatrogenia

Contenido

¿Qué significa la iatrogenia?

La iatrogenia se define como los efectos negativos o adversos que pueden surgir como resultado de la intervención médica o terapéutica. El término proviene del griego iatros, que significa médico, y genesis, que significa origen o causa. La iatrogenia puede manifestarse de diferentes formas, como reacciones adversas a medicamentos, errores diagnósticos, complicaciones quirúrgicas, entre otros.

iatrogenia en psicologia - Cuándo es iatrogenia en una situación clínica ejemplos

En el ámbito de la psicología, la iatrogenia se refiere a los efectos negativos o no deseados que puede tener la práctica terapéutica en el paciente. Estos efectos pueden ser tanto físicos como psicológicos, y pueden surgir como resultado de intervenciones inadecuadas, falta de comunicación o comprensión entre el terapeuta y el paciente, entre otros factores.

iatrogenia en psicologia - Cuáles son los tipos de iatrogenia

Causas de la iatrogenia en psicología

Existen diversas causas que pueden contribuir a la aparición de la iatrogenia en psicología. Algunas de las principales son:

iatrogenia en psicologia - Qué significa la iatrogenia

  • Predecible: En ocasiones, los efectos adversos de ciertos tratamientos o intervenciones psicológicas son predecibles, pero se llevan a cabo de todas formas. Esto puede deberse a una falta de información o a una evaluación incorrecta de los riesgos y beneficios.
  • Accidental: En otros casos, los efectos adversos pueden ser el resultado de errores accidentales en la práctica terapéutica, como una mala interpretación de la información proporcionada por el paciente o una falta de atención o cuidado por parte del terapeuta.
  • Mala praxis profesional: La iatrogenia también puede ser el resultado de una mala praxis profesional, es decir, de prácticas terapéuticas inapropiadas o negligentes. Esto puede incluir diagnósticos erróneos, tratamientos inadecuados o falta de seguimiento adecuado.
  • Formación / Información distorsionante por omisión: En algunos casos, la iatrogenia puede ser el resultado de una formación o información distorsionante por omisión. Esto puede ocurrir cuando el terapeuta no está correctamente capacitado o actualizado en los últimos avances en psicología, o cuando no proporciona al paciente toda la información necesaria para tomar decisiones informadas sobre su tratamiento.
  • Deficiente eficiencia en gestión sanitaria: La iatrogenia también puede ser el resultado de deficiencias en la gestión sanitaria, como una falta de coordinación entre diferentes profesionales de la salud o una falta de seguimiento adecuado del paciente.
  • Deficiente eficiencia en la industria farmacéutica: En algunos casos, la iatrogenia puede estar relacionada con la industria farmacéutica, como el uso inapropiado o excesivo de medicamentos psicotrópicos o la falta de información sobre los posibles efectos adversos de ciertos medicamentos.
  • Infecciones nosocomiales: Además, las infecciones nosocomiales, es decir, las infecciones adquiridas en el entorno hospitalario, también pueden considerarse una forma de iatrogenia.

Consecuencias de la iatrogenia en psicología

Las consecuencias de la iatrogenia en psicología pueden ser tanto físicas como psicológicas. Algunas de las posibles consecuencias incluyen:

  • Empeoramiento de los síntomas: En algunos casos, la iatrogenia puede provocar un empeoramiento de los síntomas del paciente, lo que puede llevar a una mayor angustia o sufrimiento.
  • Efectos secundarios no deseados: Algunos tratamientos o intervenciones psicológicas pueden tener efectos secundarios no deseados, como sedación, agitación o cambios en el estado de ánimo.
  • Deterioro de la relación terapéutica: La iatrogenia también puede afectar negativamente la relación entre el terapeuta y el paciente, lo que puede dificultar el proceso terapéutico y disminuir la eficacia del tratamiento.
  • Desconfianza en la psicología: Cuando un paciente experimenta iatrogenia en el contexto de la psicología, puede generar desconfianza en la profesión y en los profesionales de la salud mental en general.

Prevención de la iatrogenia en psicología

La prevención de la iatrogenia en psicología es fundamental para garantizar una atención de calidad y segura. Algunas medidas que pueden ayudar a prevenir la iatrogenia incluyen:

  • Evaluación exhaustiva: Es importante realizar una evaluación exhaustiva del paciente antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento o intervención psicológica. Esto incluye recopilar información completa sobre la historia clínica, los síntomas y las circunstancias del paciente.
  • Comunicación efectiva: Una comunicación efectiva entre el terapeuta y el paciente es esencial para prevenir la iatrogenia. Esto implica escuchar activamente al paciente, proporcionar información clara y precisa sobre el tratamiento, y asegurarse de que el paciente comprenda completamente los riesgos y beneficios.
  • Formación y actualización continua: Los profesionales de la psicología deben mantenerse actualizados en los últimos avances en el campo y participar en programas de formación y educación continua para garantizar una práctica basada en la evidencia y segura.
  • Supervisión y apoyo: Los terapeutas deben recibir supervisión y apoyo adecuados para garantizar que estén brindando una atención de calidad y segura. Esto puede incluir la participación en grupos de supervisión clínica, la consulta con colegas o la búsqueda de orientación de profesionales más experimentados.
  • Énfasis en el consentimiento informado: Es fundamental garantizar que los pacientes comprendan completamente los riesgos y beneficios de cualquier tratamiento o intervención psicológica y que den su consentimiento informado antes de iniciar cualquier tipo de intervención.

La iatrogenia en psicología puede tener efectos negativos o no deseados en la salud y el bienestar de los pacientes. Es importante conocer las causas, consecuencias y formas de prevención de la iatrogenia para garantizar una atención de calidad y segura. La evaluación exhaustiva, la comunicación efectiva, la formación y actualización continua, la supervisión y apoyo adecuados, y el énfasis en el consentimiento informado son algunas de las medidas que pueden ayudar a prevenir la iatrogenia en psicología. Al implementar estas medidas, los profesionales de la salud mental pueden brindar una atención de calidad y segura a sus pacientes.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La iatrogenia en psicología: causas, consecuencias y prevención puedes visitar la categoría Psicología.

Subir