Contrato psicológico en el trabajo: elementos y violaciones

El contrato psicológico es un concepto utilizado en psicología laboral para referirse a los compromisos implícitos que existen en una relación laboral entre un empleado y una empresa u organización. Este tipo de contrato va más allá de los acuerdos formales establecidos en un contrato de trabajo, ya que tiene en cuenta las expectativas y compromisos emocionales y psicológicos que ambas partes tienen entre sí.

Contenido

Elementos del contrato psicológico

El contrato psicológico está compuesto por una serie de elementos que son considerados habituales en una relación laboral. Por un lado, el empleado espera encontrar en su trabajo ciertos incentivos extras, como el reconocimiento por su desempeño y un trato amable y respetuoso. Además, a largo plazo, puede esperar también otras formas de reconocimiento, como ascensos o aumentos salariales.

Por otro lado, el empleador espera que el empleado se comprometa con el funcionamiento de la empresa y tenga el deseo de obtener buenos resultados. También se espera que el empleado establezca un buen clima laboral con sus compañeros y contribuya a crear un ambiente positivo en la empresa.

Desde un punto de vista organizativo, el contrato psicológico se puede dividir en elementos transaccionales y elementos relacionales. Los elementos transaccionales son aquellos que pueden ser más objetivos y mensurables, como los incentivos económicos o las horas de trabajo. Por otro lado, los elementos relacionales se refieren a aspectos más subjetivos, como la dignidad en el trato y la calidad de las relaciones interpersonales en el entorno laboral.

Cláusulas abusivas en el contrato psicológico

En algunos casos, el contrato psicológico puede incluir cláusulas abusivas por parte del empleador. Por ejemplo, puede exigir al empleado que realice horas extras de manera constante o que realice trabajo desde su hogar sin una compensación adecuada. Estas cláusulas abusivas pueden generar un desequilibrio en la relación laboral y afectar negativamente la satisfacción y el compromiso del empleado.

Violación del contrato psicológico

La violación del contrato psicológico ocurre cuando una de las partes percibe que la otra ha incumplido sus obligaciones o expectativas. Por ejemplo, si un empleado siente que no se le reconoce su trabajo de manera adecuada o que no se le brinda un trato respetuoso, puede sentir que se ha violado su contrato psicológico.

Esta violación puede tener consecuencias negativas tanto para el empleado como para la empresa. El empleado puede experimentar desmotivación, baja satisfacción laboral e incluso estrés o ansiedad. Por su parte, la empresa puede ver afectada la productividad y el clima laboral.

El contrato psicológico es un concepto importante en las relaciones laborales, ya que va más allá de los acuerdos formales establecidos en un contrato de trabajo. Comprender los elementos y expectativas involucradas en este tipo de contrato es fundamental para promover un ambiente laboral saludable y satisfactorio tanto para los empleados como para la empresa.

ejemplo de contrato psicológico - Que se entiende por contrato psicológico

Fuentes:

  • Del Barrio Gándara, Victoria (coord.) (2003). Evaluación psicológica aplicada a diferentes contextos. Madrid: UNED. ISBN 84-362-4935-
  • Rousseau, D.M. y Parks, J. M. (1993). The contracts of individuals and organizations. Research in Organizational Behaviour.

Consultas habituales

¿Qué es el contrato psicológico?

El contrato psicológico es la parte implícita de una relación laboral que está conformada por los compromisos y expectativas emocionales y psicológicas que existen entre un empleado y una empresa u organización.

¿Cuáles son los elementos del contrato psicológico?

Los elementos habituales del contrato psicológico incluyen el reconocimiento por el trabajo realizado, un trato amable y digno, la implicación en el funcionamiento de la empresa, el deseo de obtener buenos resultados y el establecimiento de un buen clima laboral.

¿Qué son las cláusulas abusivas en el contrato psicológico?

Las cláusulas abusivas en el contrato psicológico son aquellas que imponen condiciones o expectativas injustas o desequilibradas para el empleado, como exigir horas extras constantes o trabajo desde casa sin una compensación adecuada.

¿Qué ocurre cuando se viola el contrato psicológico?

La violación del contrato psicológico puede generar consecuencias negativas tanto para el empleado como para la empresa, como desmotivación, baja satisfacción laboral, estrés y afectación en el clima laboral y la productividad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Contrato psicológico en el trabajo: elementos y violaciones puedes visitar la categoría Psicología.

Subir